¿Crisis Económica vs Desarrollo Sostenible?

“El hombre no es quien gobierna hoy, sino las fuerzas que ha desatado”

José Mujica, Presidente de Uruguay

RIO+20, Junio de 2012

Imagen

La dinámica actual de los Estados en el sistema internacional se está orientando hacia una encrucijada en torno a la generación de riqueza a costa del detrimento ambiental de nuestro planeta. La pasada Cumbre de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible (RIO+20) celebrada en Rio de Janeiro, Brasil, reafirma la falta de compromiso de los Estados de querer emprender verdaderas acciones en pro del medioambiente, la ausencia significativa de Estados Unidos en este foro multilateral, deja aún serios cuestionamientos sobre cuáles son las acciones que se deben emprender de aquí en adelante hacia los próximos 20 años. Si bien es cierto, la crisis económica global que ha venido afectando gran parte de los países de la Eurozona y de Estados Unidos es de mucha importancia para el mundo económico, hoy las prioridades hacia el futuro son otras. En el marco de RIO+20 “el futuro que queremos”, se debatieron grandes temas de importancia para un futuro mejor, éste gran foro multilateral representaba el punta de lanza para definir una ruta de trabajo para los próximos años con el fin de adoptar serias medidas para un buen desarrollo sostenible, que sumara voluntades políticas, esfuerzos económicos y compromiso social.

Sin embargo, el contexto internacional gira en torno al crecimiento de los mercados y al poder económico de muchos países en el mundo. Se habla del potencial económico de América Latina, las inversiones y los acuerdos comerciales de China y otros países asiáticos con esta parte del continente americano y las economías emergentes. Lamentablemente, la línea de tiempo se enfoca en estos aspectos netamente económicos y desdibuja la realidad y el contexto de un verdadero desarrollo sostenible a futuro. De otra parte, el sorpresivo discurso por parte de Uruguay en la Cumbre de Rio+20 fue un claro ejemplo de que el crecimiento económico sin una inversión en sostenibilidad expone el peligro de los países a contribuir a que el planeta vaya aún más en decadencia ambiental.

Por último, la declaración final deja serios cuestionamientos, puesto que reafirma el discurso pero no el compromiso real de las acciones que se deben emprender. Indistintamente, hay varios países que apuestan por un desarrollo tecnológico verde, una economía sostenible, un cambio a nuevos enfoques ambientales. Poco se conoce realmente sobre un liderazgo verde, por ejemplo la Unión Europea recoge ciertas virtudes sobre desarrollo de una economía verde, pero no define con claridad sus aportes en conjunto, debido a que los planes sobre economía verde están sujetos a los países miembros de la comunidad europea por separado. El compromiso real radica en la formulación de nuevos planes de desarrollo verde, creación de fondos nacionales e internacionales para constituir grandes proyectos ambientales, crecimiento económico verde, entre otros, que permitirán adoptar nuevos compromisos de cara a los próximos 20 años en los que se tengan que celebrar nuevamente la Cumbre de la Tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s