Reflexiones del Foro Latinoamericano del Carbono

David Portillo, Bogota DC.

“No hay territorios condenados sino territorios sin proyectos”

Carl Bernadac, codirector de la Agencia francesa para el desarrollo

Nuevamente tuve la oportunidad de asistir como representante de Barranquilla +20 a un evento de relevancia para el desarrollo sostenible. En esta ocasión se trató del Foro Latinoamericano de Carbono, realizado en Bogotá los días 03,04 y 05 de septiembre de este año. Tuvo la participación de representantes tanto del sector público como privado de organizaciones como Ministerio de Transporte de Colombia, Banco de Desarrollo de América Latina, Agencia francesa para el Desarrollo, entre otros.

En el panel de Ciudades y cambio climático, en el cual Ricardo Montezuma, director de la fundación Ciudad Humana, participó, se discutieron varios puntos específicos pero la idea general podría ser diseñar ciudades para la gente. La planificación en el proceso de construcción de ciudad es fundamental, ya que en la mayoría de los casos resulta mucho más costoso suplir las deficiencias de un barrio informal que haberlo concebido desde un principio con los servicios necesarios, señaló Martha Castillo, moderadora del panel y ejecutiva del Banco Latinoamericano de Desarrollo.

El panel de Energías renovables resultó un tanto provechoso en tanto que giró en torno a las Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas (en adelante “NAMA”), término que desconocía hasta ese momento. Básicamente son una figura jurídica creada en la cumbre de Copenhague 2009  por la cual los países desarrollados firmantes se comprometieron a apoyar proyectos de mitigación de gases de efecto invernadero en países en vías de desarrollo. Fueron varios NAMAs expuestos en el panel, a saber:

  • Producción de electricidad a partir del gas metano producido por la descomposición de residuos porcinos en Cuba
  • Expansión de parques eólicos en Uruguay, país que aspira en el 2030 a satisfacer la mitad de su demanda de energía con fuentes renovables
  • Modernización de las cementeras en República Dominicana para reducir sus emisiones, y

–          Reciclaje de residuos en actividades industriales a través de la formalización de recicladores así como colaboración de empresas en el mismo país.

Sobre el transporte urbano se habló de tópicos bastante interesantes que debemos tener en cuenta al momento de pensar ciudad. Juan Camilo Florentino, representante del Ministerio de Transporte de Colombia, destacó varios puntos importantes relacionados con este tema en nuestro país:

  • Separación entre planeación urbana y planeación de transporte, cuando ambas áreas están íntimamente relacionadas en tanto que el futuro de una ciudad está definido en gran parte por los medios de transporte de sus habitantes
  • Percepción errada en la mayoría de la población de que los problemas de movilidad se solucionan con más vías construidas. Si está idea fuera cierta Bogotá, ciudad de enormes autopistas, sería un paraíso en cuanto a transporte pero resulta lo contrario. Por supuesto, no se trata de atacar sistemáticamente la construcción de vías, en algunos casos, como los barrios informales de la ladera occidental de Barranquilla, son fundamentales para la llegada de servicios tales como ambulancias, patrullas, etc.
  • Falta de buena medición. En muchos casos, comentaba el experto, los alcaldes tienen a medir los logros de sus gobiernos con los kilómetros construidos de vías sin tener en cuenta muchísimos otros factores.
  • Excesiva dependencia de combustibles fósiles, los cuales son en Colombia la principal fuente de energía. No sólo por ser recursos limitados sino porque deterioran enormemente la calidad del aire en las ciudades.

– Ciertas conductas ciudadanas son también un problema, bien sea vivir lejos del lugar de trabajo o estudio, desperdicio de espacio al viajar solo en el carro, irrespeto de leyes de tránsito, entre otros.

Quisiera destacar a manera de opinión personal lo bonito de este tipo de eventos. Al asistir, uno se da cuenta de que somos muchas las personas preocupadas por el desarrollo sostenible, unos con más interés por ciertos aspectos que otros, pero falta muchísimo por hacer.

¡A echar pa’lante que no estamos solos!¡que aunque parezca difícil sí se puede!

Anuncios